La Gran Muralla China: varias murallas que se aliaron

Aunque es algo que a simple vista se puede constatar, dadas las diferentes características de construcción entre varios tramos de la Gran Muralla China, no todas las personas conocen que en realidad, la muralla no es una única muralla, construida de una vez, y ya; sino que es, por el contrario, muchas murallas pequeñas que luego se fueron unificando, con el pasar de los tiempos y cuando los recursos así lo disponían.

¿Cómo ocurrió todo esto en la Muralla China?

Aunque el emperador Qin Shi Huang tuvo la idea de hacer la “Muralla de los Diez Mil Li”, ya anterior a su intención existían pequeñas murallas que los reinos que antecedieron a su mandato habían construido para protegerse de las tribus del norte del continente asiático.

Cuando todos esos reinos desaparecieron, dando lugar al primer Imperio Chino, Qin Shi Huang se sentó en el corredor de su residencia, y supo que la mejor alternativa para defenderse y garantizar la paz del reino era unir todas las murallas que los diferentes reinos independientes habían construido ya.

Y eso fue lo que hizo.

La Gran Muralla China se mantuvo así hasta épocas del 1.300 después del nacimiento de Cristo, cuando comenzaron a reconstruirse sectores enteros que, por razones de guerra o de naturaleza, ya no estaban.

Finalmente, con la dinastía Ming en el poder, el concepto de Muralla China era casi una divinidad, por lo que innumerables cantidades de recursos fueron destinados a ampliar, reconstruir y modernizar tramos completos de la majestuosa construcción.

Los sectores más trabajados, desde el punto de vista estético, en la muralla, son de esa última época de construcción. En las zonas rurales de China, todavía se observan sectores de la gran pared que son de las épocas mucho más antañas. Las características toscas y rudimentarias se notan a simple vista.

Y sí, no es una sola muralla. Son varias murallas que supieron hacerse más grandes juntas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.