(III) Dinastías de la Era Antigua china: Dinastía Xia

Tercera publicación de esta nueva categoría de Gobernantes de la muralla. En el artículo anterior, les contaba acerca del primer periodo de carácter político-mitológico que se vivió en el territorio actual de China. Resulta asombroso cómo los historiadores chinos documentaban con total exactitud que tres dioses y cinco emperadores fundaron, paso a paso, la civilización china y le legaban enseñanzas tan profundas como el tejido de la seda de los gusanos, la escritura de los caracteres chinos, y hasta la medicina tradicional china.

Pero un día aquel periodo llegó a su fin y las dinastías de la Era Antigua comenzaron a cobrar su propio protagonismo en la historia.

Según el orden de aparición, en la Era Antigua estuvieron tres grandes dinastías: Xia, Shang y la Dinastía Zhou, que es la más conocida de este periodo por ser la más grande en todos los sentidos. Algunos, me incluyo, se atreven a decir que tuvo avances comparables a los que tuvo la Dinastía Ming, casi dos mil años después.

Dinastía Xia

Advierto: los Xia no construyeron la muralla en ninguna escala.

Eran tiempos de horribles inundaciones. El Río Amarillo arrasaba con todo a su paso y los emperadores envejecían y se dice que los dioses les habían castigado con diluvios brutales. Es así cuando el último emperador del periodo de Los Tres Dioses y Cinco Emperadores decide delegar un trabajo gigantesco en Yu, a quien conoceremos como Xia Yu, por ser el fundador de la Dinastía Xia.

El trabajo consistía en evitar que el reino se inundara. Aunque era una misión imposible, dadas las características tribales de la época, Yu pensó fuera del molde y en lugar de reunir a su clan, reunió a todas las tribus que vivían cerca del Río Amarillo, y les compartió una idea revolucionaria: construir canales de desviación del río hasta conducirlo al mar, para evitar más inundaciones.

El éxito del proyecto, considerado el mejor antecedente de la ingeniería y la construcción chinas –muy relacionado con la muralla china, quizás- le dio a Yu un reconocimiento y respeto por parte de todas las tribus, quienes decidieron unirse a él y quedar bajo sus órdenes. Así comienza la historia de unificación de la primera dinastía china: la Dinastía Xia.

Entre los años 2100 a.c. y 1800 a.c. fue el apogeo de esta dinastía que, según historiadores, fue de transición entre las comunidades tribales anteriores, y la urbanización de la vida china con la Dinastía Shang. A pesar de su antigüedad, fue en los primeros años del siglo XX cuando, previas excavaciones, se pudo constatar que habían existido, de verdad, los Xia. Y digo “de verdad” porque el célebre historiador Sima Qian había mencionado a sus 17 reyes en su libro Memorias históricas escrito durante la Dinastía Han de la Era Imperial.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.