La minería ilegal está derrumbando la muralla

Los proyectos de conservación de la Muralla China tienen que ver con todos los aspectos y rubros de la economía y de la producción del país asiático. Tal es el caso de hoy, donde analizo uno de los nichos productivos donde la muralla está aquejándose más.

La minería es una fuente de ingresos bestial para todos los países. Aunque China no es un productor y exportador de materias primas, sí es uno de los que más materias primas necesitan para la realización de sus productos. La fuerte demanda y la competitividad en los precios ha creado un mercado bastante lucrativo en “los caminos verdes”. Es decir, lo ilegal.

La minería ilegal se ha convertido en el pan de cada día. En los lugares más inhóspitos de China puedes toparte con tremendos hoyos y hasta maquinaria industrial utilizada para realizar excavaciones y extraer minerales, así, como si tuvieran todo el papeleo en regla.

¿Dónde radica el problema?

Algunas minas ilegales se encuentran tan cerca de la muralla, que de excavar un poco más, una sección del célebre muro se derrumbaría.

Muchas minas se encuentran a menos de 100 metros de distancia de la Gran Muralla China. Y no sólo en lugares puntuales. Hay minas ilegales a lo largo de toda la muralla, bordeando la zona norte del territorio chino.

El problema no son, sin embargo, las minas ilegales. Sino la actitud tremendamente irresponsable de los funcionarios competentes que, a sabiendas de que existen tales minas, no hacen nada por resolver el conflicto. Claro está que al gobierno se le puede hacer hasta más lucrativo apoderarse de minerales por estas vías, ya que pueden expropiarlos después de extraerlos sin pagarle ni un centavo a su antiguo “dueño”. Pero, siempre la muralla china, paga el precio más elevado.

Para el año 2016, se estima que un 50% de la muralla se encontraría afectada por la actividad de la minería ilegal. Y esto es sólo para los tramos directamente vinculados. No consideramos para este análisis a los tramos de la muralla por donde pasarían los transportes de minerales, ni los pasos que son frecuentados por esos comerciantes.

La responsabilidad absoluta recae en las autoridades, más si consideramos que se han promulgado leyes para la protección de la muralla, que, entre sus penas, incluyen la cárcel por delitos de esta categoría. ¿Por qué no se han ejecutado condenas o castigos? Eso es lo que nos falta por descubrir.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.