La Gran Muralla China fue el origen del “caballo deslizante”

Aunque es bien sabido que la construcción de la Muralla China tomó más de dos milenios, lo cierto es que hay que admitir que pudieron ser muchos más. La dificultad para tener en el sitio indicado una inmensa cantidad de materiales, en su mayoría pesados, era tal que, de no haber sido por el caballo deslizante, todavía estuvieran algunos chinos trabajando en la construcción del tramo de Simatai.

Pero no fue así. Un invento muy original contribuyó a que se pudiera hacer más con menos, y a que una persona pudiera echarse en hombros la carga de hasta cuatro individuos. Ese invento fue, el caballo deslizante.

¿Qué es el caballo deslizante?

Sí, sí. Sé que parece un protagonista de cuentos de hadas. El caballo deslizante fue una herramienta, apodada así por los mismos chinos, que luego conoceríamos en todo el mundo como la carretilla.

Chuco Liang, su inventor, trabajaba en la construcción de la muralla cuando se dio cuenta de que era imposible, a ese ritmo de trabajo, tener un avance considerable. Primero, era inhumano cargar más de 2 ladrillos a la vez, y segundo, el carro de mano de 2 ruedas no podía transitar por los senderos estrechos.

Así fue como este joven inventor decidió formular su hipótesis de que el peso podría distribuirse, basculando, en una única rueda. El éxito fue tal que toda la construcción de la muralla contó con el aliado del caballo deslizante.

¿Por qué el término de caballo deslizante?

En principio, la carretilla tuvo un uso exclusivamente militar. Se usó para construir la muralla, y luego para llevar armamento hasta la misma y hasta otras zonas de defensa del imperio.

Luego, cuando fue sacada del secreto militar y llevada a la capital, Pekín, fue tal el revuelo que causó, que muchas personas se transportaban en carretillas dentro de la ya inmensa ciudad. Allí, comenzaron los motes de caballo deslizante y buey de madera, con los que aún, en las zonas más rurales, se le conoce a la tradicional carretilla. Sí, la de una rueda.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.