¿Sabías que no siempre se llamó la Gran Muralla China?

La Gran Muralla China, como se le conoce actualmente, es la edificación más representativa de la historia y la arquitectura de China. Sin embargo, no siempre tuvo ese nombre, sino que fue variando desde las épocas de su construcción hasta el apodo definitivo que se le colocó hace poco menos de 100 años.

Si te pica el gusano curioso, al igual que a muchos interesados en conocer la muralla, ven y descubre cuántos y qué tan diversos eran los nombres con los que se le denominaba a la hoy Gran Muralla.

Lista de nombres y explicación

Desde el momento de su construcción, por allá por momentos demasiado añejos, hasta nuestros días, la Gran Muralla China ha ostentando nombres muy diversos y particulares. Es hora de conocerlos todos.

#1 – La barrera

Sí. Tengamos claro que no era el nombre más original. Fue llamada “la barrera”, o “la gran barrera” durante sus inicios, ya que su principal utilidad era la de, valga el término, una barrera, que impidiera el paso de manera temporal a los habitantes chinos, para poder realizar tareas de revisión y demás, y que impidiera además de alguna u otra manera el paso de las tropas enemigas.

#2 – La fortaleza

Cuando las dinastías del antiguo Imperio Chino iban notando el crecimiento de “la barrera”, comenzaron a bautizarle con el nombre de la fortaleza. No es para menos, ya que iba extendiéndose por toda la zona norte de China y ya no sólo servía como una barrera, sino que podría fácilmente alojar a soldados para la defensa del imperio, y para la vigilancia constante. El término fortaleza con el que se catalogó a la Gran Muralla China estaba asociado al término homónimo de uso militar, donde una fortaleza es un fuerte que permite defender un territorio.

#3 – La rampante

En la antigua China, se tenía una debilidad particular y una cierta devoción por los felinos. El tigre era uno de esos animales adorados dentro del imperio. Además, el tigre tenía algo en común con el dragón, animal símbolo de China desde tiempos lejanos: podían ser animales rampantes.

Un animal rampante es aquel que puede, mayoritariamente cuando está por atacar, sostenerse en sus patas traseras y atacar con sus patas delanteras. Los animales fieros se caracterizan por ser rampantes.

Por tal motivo, y dadas las condiciones de la época, la muralla china ya no era sólo una fortaleza defensiva, sino que se había convertido en el arma de ataque más contundente contra las tropas enemigas. Los soldados, en su mayoría lanceros, cañoneros y ballesteros, utilizaban la altura de sus muros para poder atacar a distancias más lejanas, y con mayor precisión. Eso, traducido al reino animal, es como “sostenerse en las patas traseras y atacar con las patas delanteras”.

#4 – El cerco imperial

El término cerco está asociado a límites. Por tanto, un cerco es la delimitación de un territorio. En los tiempos en los que el Imperio Chino gozaba de una quietud plena, la Gran Muralla China era conocida por algunos de sus habitantes como el “cerco imperial”.

Se sobreentiende que la muralla pasaba a formar la frontera en la zona norte y montañosa del vasto imperio.

#4 – El Dragón de la Tierra

Uno de los nombres más particulares de la Gran Muralla China es este. Se le conoce el Dragón de la Tierra desde la época de las primeras dinastías. Según cuenta la leyenda, que puedes leer haciendo clic aquí, la muralla no es una edificación, sino un dragón gigante que bordea la zona más alta del gran imperio, separándolo claramente de otros territorios y, además, brindándole protección a todos los habitantes del gigante asiático.

Es quizá, dentro de la historia, uno de los nombres más poéticos que ha recibido la muralla.

#5 – La Gran Muralla China

En los últimos tiempos, casi que por una homologación de los nombres alrededor del mundo, la muralla por fin comienza a llamarse La Gran Muralla China. Aquellos nombres de antaño quedaban sólo para datos y archivos históricos.

En el año 1987, cuando fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, el término “Gran Muralla China” pasó a ser el único universalmente reconocido para nombrar a la antiquísima cerca empedrada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.