¿Cuántos soldados eran necesarios para proteger la Muralla China?

No deja de ser una pregunta curiosa. Y, además, la respuesta es mucho más que interesante.

La Gran Muralla China ha pasado de tener diferentes utilidades, cada una con más importancia que la anterior. Dada su estratégica colocación en un paso fronterizo, y también como barrera protectora de los invasores nómadas, la muralla contaba día y noche con un personal de vigilancia y protección, por mandato de los emperadores.

Aunque con cada dinastía las órdenes de cuidado eran variables, hubo momentos en los que la muralla estuvo totalmente custodiada, sobre todo por “preaviso” de una potencial batalla.

La protección de la muralla, en cifras

Durante la dinastía Ming –una de las últimas-, la Gran Muralla China tuvo una importancia incalculable en la mantención de la tranquilidad en la China imperial. Los levantamientos y las rebeliones populares estaban a pedir de boca y los gobernantes necesitaban afanosamente una solución para “mantener la paz”.

La solución, en la zona norte, fue vigilar la muralla constantemente, convirtiéndose en un cuartel de 21.000 kilómetros de extensión.

Fue, en aquellas épocas, donde la muralla estuvo más custodiada. Mejor dicho, cuando la muralla tuvo mayor cantidad de guerreros alojados, a la expectativa.

Se estima que en el periodo de la dinastía Ming, estuvieron asignados hasta un millón de guerreros (soldados chinos) para protegerla de ataques externos, y para servir como respuesta inmediata ante levantamientos internos.

Sí, un millón de soldados custodiaban la muralla diariamente, durante la dinastía Ming, comenzando por allá por el año 1450.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.