¿La muralla era usada como pista para carretas comerciales?

A partir de la dinastía Yuan, y acentuándose más durante la dinastía Ming, el Imperio Chino se consolidó como una potencia comercial. Era, para aquel entonces, lo más grande conocido en términos de estabilidad y poder económico.

Eran tiempos de paz, y las relaciones con las demás naciones se reducían a establecer vínculos comerciales que luego eran periódicamente revisados. La agricultura y el intercambio de saberes en ciencias eran una de las potencialidades del Imperio Chino, y nunca dudó en utilizarlas como moneda de cambio para seguir sumando réditos.

Motivos por los que podría ser creíble

Con relación a aquellos años, surgió uno de los mitos menos cargados de fantasía o épica que se tengan con la muralla china. Es un mito normal, corriente, del común, basado en el simple análisis situacional. Muchos dirían: si hay buenas y pronunciadas relaciones comerciales con vecinos, y también nutridas relaciones de cooperación entre las distintas ciudades del imperio, la muralla china corresponde un autopista que cruza todo el norte de la nación y permite conectar fácilmente con las grandes ciudades cercanas. Eso, analizado así, en caliente, es magnífico y no cabría duda de que los emperadores optaron por ese método.

Pero…

Motivos que echan por tierra este mito

Ni siquiera tomando en cuenta que la dinastía Ming desarrolló el proyecto de la Muralla China a niveles escalofriantemente altos, era posible que, dada la anchura y el acceso a la muralla, carretas comerciales o carrozas pudieran cruzar sus pasillos interiores.

En los últimos tramos construidos, a los que hacía alusión, los corredores entre almenas son más anchos, por los que fácilmente entrarían carretas comerciales. Pero tendrían que desarmar la carreta cada vez que pasaran por una torre de vigilancia (una cada kilómetro, como promedio) para poder cruzarlas, ya que las puertas de las torres eran angostas, hechas sólo para el paso de los soldados.

Resumen

No era posible para aquella época que las carretas comerciales utilizaran la muralla como vía rápida para comercio interno. Se sabe, por el uso que le dieron las últimas dinastías, que el comercio fue la prioridad –de ahí que la moneda china lleve el nombre de una de estas últimas dinastías- y que la muralla consistió en un paso de cobro de impuestos y revisión de mercancías para los que salían, y para los que entraban. Pero eso era a nivel de puertas, nunca sobre la muralla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.