(XIII) Avances y murallas con la Dinastía Han

Ya en el anterior capítulo estábamos haciendo muecas de lo que hicieron los Han en términos de avance para China. Por cierto, actualmente, la tribu originaria más grande del país tiene por nombre “los Han”, en memoria y tradición con el sistema de creencias y políticas de esta dinastía.

Ahora bien, primero haremos una parada en la sección de “preguntas y respuestas”, donde aclararé por qué se dice que hay dos Dinastías Han cuando realmente existió una. Luego, veremos qué avances y qué relación tuvo la Dinastía Han con la Gran Muralla China.

¿Por qué hay dos Dinastía Han?

Los chinos diferencian mucho las cosas. Le colocan palabras adicionales a los momentos para saber de dónde o de cuándo son. Con la Dinastía Han ocurre lo mismo.

A pesar de que ha sido un único periodo dinástico, este tuvo una interrupción (mínima) en la que un terrateniente que creyó que tenía apoyo, derrocó a la Dinastía Han Occidental -como se le conoce a la primera-. Y, fue tan corto el amor y tan largo el olvido, que poco tiempo después la Dinastía Han Oriental siguió gobernando por, digamos, unos 200 años más.

Misma dinastía, pero, conocida como dos periodos distintos.

¿Qué hizo la Dinastía Han que merezca escribir estas palabras?

En el artículo anterior ya les comentaba que la Dinastía Han tuvo la suerte, o la coincidencia, o la bendición de los dioses ancestrales chinos, de contar entre sus filas con dos de los mayores pensadores de la historia oriental: Lao-Tse y Confucio. De hecho, también anticipaba que la Dinastía Han adoptó la doctrina confuciana, en detrimento de la taoísta, y que esto llevó al declive del imperio. Y no por errores causados por los preceptos confucianos, sino por muchas personas que siguieron defendiendo al taoísmo y cada vez obtuvieron más poder y riquezas como para enfrentar a la dinastía.

También es reseñable que Sima Qian, el historiador de las dinastías de China, vivió durante esta época. Sus memorias son las únicas que recogen la historia de las dinastías de la Era Antigua, donde dioses y emperadores gobernaban de la mano.

La Dinastía Han consolidó el comercio y la producción «nacional», y fue la precursora de la Ruta de la Seda, decisión que llevó a planificar puestos de control estratégicos, donde sus guardias pudieran fiscalizar todo lo que sucedía. Cualquier parecido con intenciones de Puertas de Muralla China con salidas a occidente es pura coincidencia.

En el norte, no hubo tanto apuro por desarrollar el proyecto de muralla, ya que, mediante pago de tributos, acuerdos de convivencia simbólica y hasta el casamiento de princesas chinas con jefes nómadas del norte, se pudo convivir sin guerras externas.

Durante la Dinastía Han, se financió un proyecto que repercutió en toda la humanidad: la invención del papel. Este invento, que revolucionó las comunicaciones, sirvió para que todo el pueblo del imperio pudiera acceder a la educación de una forma menos trabajosa.

La Dinastía Han fue aliada especial del Imperio Romano. Se dice que, mientras uno era el más grande de oriente, el otro era el más grande de occidente, y sin embargo, en lugar de tratar de atacarse o anexarse, decidieron formar la Ruta de la Seda y comerciar entre ellos. ¡Genios!

La Dinastía Han se esforzó por brindar paz y libertad a sus ciudadanos, aunque a muchos el cambio del taoísmo les fue agresivo y condujo a la guerra interna donde se llegó al fin de una de las dinastías mejor documentadas de China.

Nota adicional: la Dinastía Han gozó de mucha riqueza. De hecho, hay una anécdota que nos cuenta por qué. Cuando se consolidó la Ruta de la Seda, los primeros intercambios comerciales de China fueron con el Imperio Romano. Y, como los romanos carecían de productos elaborados, o al menos a los chinos no le interesaban, sólo les podían ofrecer lo que sí tenían: oro y plata. Así, mientras la Dinastía Han enviaba papel de arroz, seda y productos agrícolas, el Imperio Romano enviaba oro y plata, a igual peso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.