Un Descubrimiento en la Gran Muralla China: Granadas Explosivas de Piedra

Gran Muralla China Granadas Explosivas de Piedra

La Gran Muralla China es, sin lugar a dudas, uno de los trabajos arquitectónicos más colosales jamás emprendidos por la humanidad. Su grandeza ha sido reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta vasta red de estructuras defensivas alguna vez abarcó un territorio extenso, a abarcar desde el sur de Mongolia hasta el norte de China.

Este coloso está compuesto por millas de muros, muchos de los cuales corren paralelos entre sí. Su construcción se llevó a cabo a lo largo de dos milenios, y su propósito principal era defenderse de las incursiones de diversos grupos nómadas. Aunque las primeras partes de la muralla se construyeron en el siglo VII aC, no fue sino hasta el siglo III aC que Qin Shi Huang, el primer emperador de una China unificada, unió los muros existentes en una sola estructura formidable con el fin de protegerse. de las amenazas que provenían del norte.

📰 ¿Qué encontrará? 👇
  1. Granadas de Piedra en la Gran Muralla China: Un Explosivo Hallazgo Arqueológico
  2. Descubrimiento de Granadas de Piedra con un Mensaje de Advertencia de Hace 400 Años en la Gran Muralla China

Granadas de Piedra en la Gran Muralla China: Un Explosivo Hallazgo Arqueológico

En un emocionante descubrimiento arqueológico, se han encontrado decenas de granadas de piedra junto a la Gran Muralla China, algunas de las cuales están inscritas con mensajes de advertencia que datan de hace más de 400 años. Este asombroso hallazgo arroja luz sobre las tácticas militares utilizadas durante la dinastía Ming (1368-1644) y demuestra que las primeras armas de pólvora se emplearon en esa época.

Estas piedras aparentemente simples presentan un agujero redondo en el centro, que se utilizaba para llenarlas de pólvora. Una vez cargadas, podían sellarse y lanzarse, no solo para impactar al enemigo, sino también para provocar una explosión. Estas armas eran de fabricación sencilla y resultaban eficaces para los soldados que las arrojaban a los invasores, ya que no solo tenían un gran poder explosivo, sino que también eran incendiarias.

Las investigaciones sugieren que el origen de la pólvora se encuentra en China en el siglo IX. Durante la dinastía Ming, ya se utilizaron diversas armas de pólvora en el este de Asia, incluyendo bombas explosivas con nombres peculiares como "ratas voladoras", "ladrillos refractarios" o "bolas de fuego de abrojo". Estas bombas resultaban devastadoras en el campo de batalla cuando se lanzaban con catapultas, causando daños significativos a las fuerzas enemigas.

El descubrimiento de estas granadas de piedra inscritas con mensajes de advertencia es una prueba tangible de la evolución de las tácticas militares y la tecnología bélica en la antigua China, y añade un nuevo capítulo a la fascinante historia de la Gran Muralla China.

Descubrimiento de Granadas de Piedra con un Mensaje de Advertencia de Hace 400 Años en la Gran Muralla China

Gran Muralla China granadas explosivas de piedra
Gran Muralla China granadas explosivas de piedra

Este descubrimiento es de gran relevancia, ya que demuestra que las primeras armas de pólvora se utilizaron durante la dinastía Ming. Tonio Andrade, un experto en historia militar, señaló que la dinastía Ming fue el primer 'Imperio de la pólvora' del mundo y que las granadas recién descubiertas en la Gran Muralla están en sintonía con esa historia.

El mensaje de advertencia inscrito en las granadas de piedra proporciona una intrigante ventana al pasado y destaca la importancia histórica y militar de la Gran Muralla China a lo largo de los siglos. Este hallazgo arqueológico agrega otra capa de fascinación a la rica historia de este monumento emblemático

El descubrimiento de estos elementos adicionales cerca de la Gran Muralla China proporciona una visión más completa de la vida y las operaciones de los guardias fronterizos y centinelas de la dinastía Ming. Estos hallazgos incluyen un muro con forma de "cabeza de caballo" utilizado para lanzar proyectiles y disparar flechas, así como restos de un fuerte de piedra cercano a la muralla. Además, se han encontrado rastros de actividades diarias, como hogueras, estufas, palas y utensilios, que muestran cómo los guardianes fronterizos vivían y trabajaban en las torres defensivas de la muralla.

A menudo, tenían que realizar estas tareas en condiciones de peligro constante debido a la amenaza de ataques enemigos. Estos descubrimientos arqueológicos proporcionan una visión invaluable de la vida en la Gran Muralla durante ese período histórico

Si te ha gustado este post, puedes ver más artículos parecidos a Un Descubrimiento en la Gran Muralla China: Granadas Explosivas de Piedra en la categoría de Lecturas esenciales visitándolo.

Más contenido